La vivienda y las Ciudades Inteligentes | Smart City Ecuador 2021 class="post-template-default single single-post postid-25376 single-format-standard extensive-vc-1.9.1 evc-predefined-style wpb-js-composer js-comp-ver-7.6 vc_responsive">

La vivienda y las Ciudades Inteligentes. ¿Es la tecnología la salvación para las ciudades de hoy en día, haciéndolas más sostenibles y agradables para vivir? Sí, pero la tecnología no debe de ir sola.

Las ciudades inteligentes solo pueden llevarse a cabo cuando se incorporan reformas socioeconómicas, humanas y legales. Así, la política económica, la dotación financiera del estado y la alfabetización tecnológica son factores básicos para el desarrollo de ciudades inteligentes.

En este punto, también cabe destacar el tema de la vivienda. Así, la vivienda es un gran desafío, porque es el punto de acceso a la inclusión económica, social y cultural de los habitantes de las ciudades.

La vivienda debe estar integrada con la ciudad, cerca de los puestos de trabajo, el transporte y los atractivos que ofrece la vida urbana. Los edificios deben ser más saludables y cómodos, más aún, si tenemos en cuenta que con la pandemia del Covid-19, la vivienda tuvo que recibir muchas funciones nuevas, convirtiéndose en un espacio de estudio para los niños y de trabajo para gran parte de los adultos.


Soluciones vivienda

Construir o renovar edificios, con efectos positivos en el bienestar de sus ocupantes y un impacto reducido en el medio ambiente a lo largo de su ciclo de vida, es el gran desafío.

El fin es de desarrollar soluciones que contribuyan al confort térmico, acústico y visual de los ocupantes y mejoren la calidad del aire interior y reduzcan el consumo energético de los edificios. Estas soluciones también deben conservar los recursos naturales y disminuir la huella de carbono, principalmente aumentando el uso de materiales reciclados, entre otras iniciativas. Los métodos constructivos más limpios y sin residuos deben ser la regla y no la excepción.

Asimismo, densificar las zonas urbanas donde sea posible, es decir, en lugares donde existan infraestructuras adecuadas para ello, desplegando edificios multifuncionales, mezclando viviendas, comercios, espacios de ocio y trabajo y, siempre que sea posible, distintos tramos de ingresos, puede hacer que las ciudades sean más compactas y con una menor demanda de transporte.

Noticia tomada de: https://www.plataformaarquitectura/

Comments are closed.