Carsharing, alternativa de movilidad ecológica | Smart City Ecuador class="post-template-default single single-post postid-25021 single-format-standard extensive-vc-1.9.1 evc-predefined-style wpb-js-composer js-comp-ver-7.6 vc_responsive">

Carsharing, movilidad urbana ecológica e inteligente

Carsharing, la manera de movilidad más ecológica y más inteligente. El carsharing es un servicio de coche compartido mediante el cual os usuarios se benefician de una alternativa al vehículo privado. En otras palabras, es la manera más barata, más ecológica y más inteligente de tener un coche. Este concepto, que nació en Suiza en 1987, está presente hoy en día en casi un millar de ciudades de todo el mundo.

El carsharing ofrece a sus usuarios un vehículo durante cortos periodos de tiempo, que se se debe reservar previamente mediante una Aplicación Móvil (APP), por Internet o por llamada telefónica. Se paga por el uso que se realiza del mismo, ya sea por tiempo o kilometraje.

Además, es una manera de movilidad con la que se reduce la congestión del tráfico, ya que con el uso de un mismo vehículo por parte de varias personas disminuye el número de vehículos necesarios.

Asimismo, esta reducción del parque móvil de la ciudad conlleva además una mejora del Medio Ambiente. Por un parte, se reducen las emisiones de CO2 y la contaminación acústica. Por otra, produce un ahorro de la materias primas asociadas a la producción de coches.

Cada coche compartido supone la retirada de la circulación de al menos 18 vehículos privados, reduciendo significativamente su impacto en el entorno. Ya sea el vehículo cien por cien eléctrico o con uno de bajas emisiones compensadas, el carsharing es una solución sostenible de movilidad en todas las urbes.

Usuarios carsharing

Según las últimas encuestas realizadas a los usuarios de este servicio en distintas ciudades de Europa, el carsharing es la mejor opción para la movilidad en el centro de las ciudades, donde es «imposible aparcar». A muchos, les gusta la idea de vivir sin coche, pero de disponer de uno siempre que lo necesiten de forma cómoda y económica.

Este modelo más sostenible de transporte es fundamental para las ciudades del futuro.

Carsharing en tiempos de COVID-19

Según datos de share-now.com, en un estudio realizado en Alemania, las cifras de carsharing durante y después del primer pico de la pandemia en marzo-abril de 2020 fueron:

-Carsharing y transporte público
El uso de carsharing se desplomó durante el confinamiento. La gente en las ciudades optó por viajes más cortos, por la  bicicleta o por caminar al aire libre. En abril de 2020, el número de viajes en coche compartido cayeron. En el mismo período, el transporte público alcanzó su punto más bajo y perdió a más del 80% de pasajeros. Después del confinamiento, en julio de 2020, los desplazamientos con carsharing subieron un 45%. En comparación, el transporte público solo recuperó el 20% del volumen de pasajeros.

Tanto durante como después del primer pico de la pandemia, los usuarios confiaron más en el carsharing que en el transporte público.

-Más tiempo con el coche y hora punta en casa
A pesar de que los viajes fueron más cortos, los usuarios se quedaron el coche durante más tiempo. Así, la duración media de los viajes en carsharing aumentó un 27%. Por su parte, el tráfico durante la hora punta desapareció. Desde la pandemia, el uso de los coches se ve más repartido a lo largo del día.

-Mejor distribución
Durante la pandemia, el uso de coches compartidos de carsharing se desplomó en el centro y aumentó en la periferia de la ciudad. Esto significa que el uso de carsharing se está extendiendo hacia las afueras y se distribuye más equitativamente por toda la ciudad.

-Tu coche a corto plazo
Las encuestas muestran que la pandemia del coronavirus despertó el interés por tener un coche privado. Según una encuesta reciente realizada en Berlín, casi el 25% de los usuarios de coches compartidos comentaron que se habrían comprado su propio coche si no fuera por el carsharing. Además, cerca del 20% de las personas que solían viajar en transporte público tienen la intención de evitarlo.

Esto pone de relieve que compartir un coche no solo es un sueño del futuro, sino que actualmente abastece la movilidad urbana hasta que se pueda volver a confiar en el transporte público.

-Rumbo a la ciudad del futuro
Cuando no es viable ir en bicicleta, caminar o usar el transporte público, el carsharing ofrece la alternativa idónea como medio de transporte. Es probable que en el futuro se opte por una combinación de carsharing y transporte público, por lo que el carsharing está asentando las bases para aumentar la calidad de vida y la sostenibilidad de nuestras ciudades.

 

Comments are closed.